Please assign a menu to the primary menu location under menu

“Aprendes diez veces más en una crisis que en tiempos normales.”, Geoff Colvin

Geoff Colvin me dejó muy alucinada con su libro Talent is Overrated. Colvin, que es editor y columnista de la revista Fortune, habla sobre la naturaleza del talento, sobre por qué unos son los mejores en su campo y otros no les llegan ni a la suela del zapatos. ¿Mozart? ¿The Beatles? ¿Tiger Woods? ¿Ferrán Adrià? ¿Por qué ellos han llegado tan lejos y otras personas que han amado la música, el golf o la cocina se han quedado por el camino?

Sin tener en cuenta a Geoff Colvin, Malcolm Gladwell es quizás uno de los escritores más destacados en la investigación sobre el talento. Y su libro Outliers es el principal ejemplo. En él, Gladwell habla de que las personas que destacan en un ámbito determinado lo hacen porque practican de forma obsesiva. Según Gladwell, unas 10.000 horas son las necesarias para convertirse en alguien que destaque.

En el caso de Geoff Colvin, el periodista va algo más allá y se centra en un concepto de lo más interesante: la Práctica Deliberada. El argumento principal de Colvin es que no es solo práctica lo que da el talento a las personas, sino que es la Práctica Deliberada en abundancia lo que les da ese talento que les hace destacar y ser mejores.

 

Portada Talent is Overrated de Geoff Colvin

 

1. El Talento Exceptional es Consecuencia del Trabajo Duro con Tiempo

La conclusión de esta primera lección del libro es sencilla: el talento excepcional se consigue con la Práctica Deliberada continua, con tiempo. Anders Ericsson es el que le puso el nombre de Práctica Deliberada y Geoff Colvin utiliza el trabajo de Ericsson para desarrollar su teoría.

En este primer punto, Colvin ya nos deja claro que no hay que tener un “talento natural” para ser bueno en algo.

2. Existe un Plan que se puede Seguir para Convertirse en alguien “Talentoso”

El trabajo de Ericsson sirve para entender la teoría de Colvin y también para construir nuestro propio plan para convertirnos en alguien “talentoso”. La Práctica Deliberada tiene unos elementos específicos que necesitan estar presentes para que la práctica o aprendizaje sea efectivo y eficiente.

Además de a título particular, Geoff Colvin también extiende su explicación a los negocios. El periodista nos cuenta cómo aplicar el proceso de la Práctica Deliberada a mejorar el rendimiento de la empresa.

3.Podemos Desarrollar el Talento (Experiencia) en Cualquier Disciplina

Esta es quizás una de las lecciones que más me ha gustado de todo el libro. Y es que Geoff Colvin nos recuerda que, al final, si queremos ser mejores en algo, lo único que nos detiene somos nosotros mismos.

El libro está plagado de ejemplos de disciplinas como el arte, el deporte, los negocios, etc. Todas esas personas tenían todo en contra, a priori, y terminaron por convertirse en los mejores en lo suyo.

Si hay una disciplina en la que queramos destacar, utilizando la Práctica Deliberada, mejoraremos seguro.

4.Desarrollar el Talento es un Trabajo Duro

Después de la lección más bonita, viene la más realista. Y es que convertirse en alguien excepcional es duro, muy duro.

Si tenemos en cuenta la regla de las 10.000 horas, eso significaría que necesitaríamos practicar 3 horas al día, durante 9 años, para convertirnos en excepcionales. Tendríamos solo el día de Navidad de fiesta.

Pero no solo son las horas lo duro. La Práctica Deliberada siempre será dura, porque para aprender de verdad hay que enfrentarse, constantemente, a nuevos desafíos. Y cuando superemos esos, vendrán siempre más.

No hay atajos, ni trucos: aprender una nueva habilidad es muy duro. Y hay que estar tremendamente dispuesto para conseguirlo.

5.Podemos Utilizar el Plan de Aprendizaje como Herramienta de Enseñanza

Una vez aprendemos a utilizar la Práctica Deliberada podemos utilizar los principios de esa práctica para estructurar cualquier cosa que queramos enseñar. Además de ser una herramienta de aprendizaje muy eficaz, la Práctica Deliberada también sirve para enseñar a otras personas, cualquier cosa, de una forma mucho más eficaz.

Pese a todas las lecciones que se pueden extraer del libro y lo útil que me ha parecido, creo que la lección más grande está escrita de forma algo implícita, pero no literal: necesitamos pasar a la acción. El objetivo no es solo leer el libro, o cualquiera de los post del blog y pensar “Anda, pues qué interesante y qué bien lo que dice”, para luego olvidarlo.

Lo que hay que hacer es aplicar la información, implementar lo aprendido cuanto antes, para mejorar y conseguir nuestros objetivos.

Así que me quedo con eso: más allá de lo que Geoff Colvin dice, para mi la lección más importante es que hay que moverse, hay que ser cada día mejores que ayer. Lo aprendido no se deja en un cajón, se aplica.Nota Talent is Overrated de Geoff Colvin

PD: El libro está tanto en inglés como en español, pero os he puesto el enlace del título en inglés, porque la versión en español no está disponible ahora mismo en Amazon. Aún así, aquí tenéis las dos, por si la versión en español estuviera de nuevo disponible en un futuro.

Leave a Response

Sumo Tools To Explode Your E-mail Subscriber Growth