Please assign a menu to the primary menu location under menu

“Uno de los peores usos del tiempo es hacer muy bien algo que no se debe hacer en absoluto” – Brian Tracy

Lo reconozco: soy una gran procrastinadora. Dejo las cosas para mañana, me convenzo que más tarde saldrá mejor y así, en muchas ocasiones, consigo estresarme haciéndolo a última hora. Es por eso que agradezco tanto haber leído este libro. Porque Brian Tracy me ha abierto los ojos. Y ¡Tráguese ese Sapo! Se ha convertido en mi manual de cabecera contra la procrastinación. 

Brian Tracy construye su libro, que por cierto es de los más breves que he leído junto a It Works!, a partir de una afirmación: la habilidad de concentrarnos en nuestra tarea más importante, hacerla bien y terminarla completamente, es la clave del éxito, de la realización, del respeto, del estatus y de la felicidad en la vida.

De primeras, suena un poco exagerado. Pero os puedo asegurar que después de leer el libro, puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con él. La clave del éxito es la acción. Necesitamos meternos eso en la cabeza y aplicarlo, continuamente, para superar nuestros limites y conseguir lo que nos propongamos.

 

Portada de Tráguese ese Sapo de Brian Tracy

 

Pese a ser un libro corto, contiene multitud de ideas que son interesantes. Aún así, como creo que es un título que hay que leer,  he decidido destacar solo cinco de ellas:

Trágate ese Sapo

Es la idea que da título al libro y se basa en identificar la cosa más importante que tenemos que hacer en el día y hacerla, antes que nada.

El “sapo” es nuestra tarea más importante, la más grande, y la candidata número 1 a ser la que dejemos para más tarde. Por eso, si nos tragamos ese “sapo” a primera hora del día, el resto del día nos parecerá un juego de niños.

¿Por qué? Porque probablemente eso era lo peor que nos podía pasar durante todo el día, por lo que si lo dejamos hecho, el resto será pan comido.

Hay que empezar el día con la pregunta: “¿Qué es lo más importante que puedo hacer hoy?”.

Fijar objetivos

Cuanto más claro tengamos lo que queremos y lo que debemos hacer para conseguirlo, más fácil será dejar de posponerlo y trabajar para llegar a ello.

Para luchar contra la procrastinación, lo mejor es fijarse objetivos. Por eso, Brian Tracy nos pide que apuntemos en una hoja de papel los 10 objetivos que queremos conseguir este año.

Al tenerlo más claro, sabremos cuales son los “sapos” que nos tenemos que tragar antes, para conseguir nuestra meta.

Principio del 80/20

El Principio de Pareto, del que ya os hablé en este post, dice que “el 20% del tiempo que le dedicamos a algo, producirá el 80% de los resultados”.

Por eso, hay que pensar en qué cosas de las que hacemos son las que nos dan esos resultados y hacerlas más a menudo. Dedicarle más tiempo a las tareas que nos dan más.

Micro tareas

Si cuando nos enfrentamos a una nueva tarea, solo vemos un transatlántico del tamaño del Titanic y pensamos que nos vamos a hundir con él, esta idea del libro es clave.

Brian Tracy nos pide que respiremos y que afrontemos las tareas por partes. Si nos agobiamos y pensamos que no podemos, lo único que acabaremos haciendo es procrastinar.

Por eso, lo mejor es dividir ese Titanic en varios trozos, pequeños pasos que nos lleven hasta el final. Así, sin darnos cuenta, acabaremos completando la tarea.

Modo Avión

Esta idea también me ha conquistado. Y es que Brian Tracy tiene toda la razón del mundo: hoy en día somos los reyes de la multitarea mal hecha.

Estamos haciendo algo, con Facebook abierto, mirando las notificaciones de nuestra última foto de Instagram y recibiendo emails sin parar.

¿Cuál es el objetivo? Terminar las tareas que comenzamos. Así que toca apagar las notificaciones y dejar las distracciones para más tarde. Si empezamos algo, hay que terminarlo.

¿Vale la pena leer Tráguese ese Sapo?

Si con estas cinco ideas no habéis respondido a la pregunta, entonces no lo leáis.

Si, por el contrario, os ha despertado curiosidad o alguna de estas cinco ideas os ha parecido útil, entonces lo tenéis que leer. Porque estoy convencida que todos tenemos a un pequeño procrastinador dentro.

A todos nos viene bien que, de vez en cuando, nos recuerden que el tiempo puede gestionarse de una forma distinta y que podemos ser mucho más felices haciéndolo.

Nota de Tráguese ese Sapo de Brian Tracy

Nota: esta publicación puede contener enlaces de afiliados que me generan una pequeña comisión, sin coste adicional para ti. Solo recomiendo productos que personalmente uso y amo, o creo que a mis lectores les resultarán útiles.

Leave a Response

Sumo Tools To Explode Your E-mail Subscriber Growth