Please assign a menu to the primary menu location under menu

“Cuando realmente profundizamos en las razones por las que no podemos deshacernos de algo, solo hay dos: un apego al pasado o un temor por el futuro”, Marie Kondo

La Magia del Orden de Marie Kondo es un libro de culto. O por lo menos eso es lo que piensas cuando lo ves en telediarios, periódicos, librerías y te lo recomienda hasta el cajero del supermercado. El caso es que, finalmente, decidí leerlo. Y lo único que puedo decir es que gracias a Dios que ya lo hice. 

El objetivo del libro no es malo, per se: ordena tu casa, ordena tus pertenencias y así ordenarás tu vida. Psicología nivel 1. Hasta ahí todo correcto.

Pero ya cuando Marie Kondo se pone a decirte que le hables a tus calcetines, que tengas en cuenta los sentimientos de tus camisetas y que si un libro no te hace feliz, lo tires… Eso ya a mi, personalmente, me ha superado un poco. Por eso me quedo con otro tipo de libros, como el de Sarah Knight, por ejemplo.

Que conste que yo tengo un poco de TOC en lo que se refiere al orden. Y desde que trabajé en una tienda de ropa de deporte durante algo más de 4 años, doblo las camisetas mejor que los trabajadores de cualquier tienda de Inditex. Pero lo de Marie Kondo es pasarse un poco. Y no creo que su libro vaya a revolucionar la vida de nadie, aunque se vuelva ordenado después de leerlo.

Portada La Magia Del Orden Marie Kondo

La Magia de Vender la Moto

La Magia del Orden está hecho para convencer. Y la repetición es uno de los trucos que Marie Kondo utiliza, hasta la saciedad, para convencernos de que hablarle a los calcetines es normal. Y que si queremos ser más felices, tenemos que hacerlo.

Si bien es cierto que un poco de repetición siempre ayuda, por aquello de enfatizar las ideas y que no se nos olviden, lo de La Magia del Orden es de traca. Y a mi me hace plantearme una cosa: o Marie Kondo cree que sus lectores no son lo suficientemente inteligentes o su estrategia es repetir hasta que le demos la razón. Aunque solo sea por insistente.

Las Claves del Libro

Pese a mi discurso y la nota que le he dado al libro, que la tenéis más abajo o en mi página de GoodReads, sí que creo que se pueden extraer varias ideas interesantes del libro.

1.Menos es más

Apostar por el minimalismo y deshacernos de lo que no utilizamos y no nos sirve. Eso sí, sin tirarlo a la basura. Podemos donar la ropa que no queremos, llevar los libros que no nos sirven a una biblioteca o vender los muebles que nos ocupan espacio y no utilizamos en Wallapop.

El objetivo es centrarnos en llevar un estilo de vida menos capitalista y tener solo lo que realmente necesitamos, que es mucho menos que lo que ahora mismo tenemos en casa.

2.Ser ordenado

Este es el Santo Grial del método Marie Kondo. Y al final, nuestros padres llevan diciéndonoslo desde que somos niños: hay que ser ordenado y cuando se coge algo de un sitio, devolverlo al mismo lugar cuando ya no lo utilicemos.

La idea es que evitemos vivir en una pocilga y que todo lo que nos pertenece, tenga un lugar en nuestro hogar. 

3.No sirve con hacerlo una vez y olvidar

Este punto es quizás el que más repite Marie Kondo durante todo el libro: las cosas hay que repetirlas, pero como ella dice. Claro, La Magia del Orden, pero el orden de Marie Kondo.

Es una obviedad, que para mantener un espacio ordenado, hay que repetir el proceso un par de veces al año y así no acumular cosas que no necesitamos. Y normalmente lo hacemos cuando cambiamos la ropa de temporada. 

Pero Marie Kondo tiene un sistema revolucionario, que consiste en poner tu casa patas arriba y estar seis meses ordenando. Vamos, de lo más práctico.

La verdad es que, teniendo en cuenta el revuelo que despertó este libro y que encima ahora Marie Kondo tiene su propia serie de Netflix, esperaba algo menos obvio y más útil. 

Pero por esa misma razón, podría haber pensado antes que el fenómeno era mucho más humo que sustancia. Al final, me quedo con las ideas principales y con lo que me he reído en algunos momentos de la lectura.

Lo de hablarle a los calcetines, se lo dejo a Marie Kondo. Y a vosotros os digo, que si queréis aprender a doblar una camiseta o un pantalón, mejor ir a trabajar a una tienda de ropa durante unos meses. Que por lo menos ganaréis dinero en el proceso. Sino, siempre os quedará su serie de Netflix.

Nota La Magia Del Orden Marie Kondo

PD: Este libro lo tenéis en inglés, en español y en cualquier idioma que se os ocurra, porque lo han traducido a todos.

Leave a Response

Sumo Tools To Explode Your E-mail Subscriber Growth