Please assign a menu to the primary menu location under menu

Volvemos a los años treinta de nuevo, pero esta vez para hablar sobre un libro algo distinto a lo que he ido publicando en las últimas semanas. Este título es el primero que aparece en el blog que relaciona cambio físico con cambio mental.

Nos bombardean a diario con anuncios e información y estamos más que acostumbrados a frases tipo: “cómo mantenerse joven”, “recupera 20 años”, “cinco minutos para perder 10kg”…y podría seguir así todo el día. Todos sabéis a lo que me refiero, así que imaginad la cara que puse cuando vi el título de este libro: Los Antiguos Secretos de la Fuente de la Juventud.

 

 

Después del susto inicial, tuve curiosidad y decidí darle una oportunidad al libro, para ver si era una gran campaña de marketing para vender más o si realmente había algo interesante que pudiera aprovechar. Por suerte, tengo que deciros, que sí encontré algo.

Kelder publicó este libro por primera vez en 1939 y en él utiliza una historia de ficción para hablar sobre los cinco ritos tibetanos, que son una serie de ejercicios que sirven para activar los principales puntos de energía del cuerpo. Básicamente es un libro de ejercicios, pero al estar presentados en forma de historia, se convierte en un título de lo más curioso.

En la historia, el protagonista del libro entabla amistad con un coronel retirado del ejército británico. En su primer encuentro, en el que el coronel tiene un aspecto descuidado y envejecido, además de utilizar un bastón para caminar, éste le cuenta al escritor sus planes de viajar al Himalaya para encontrarse con los monjes tibetanos que allí viven y que tienen el secreto para mantenerse joven. El coronel anima al escritor a que le acompañe, pero finalmente viaja solo.

Los años pasan y el escritor olvida al coronel, hasta que un buen día recibe una carta en la que le dice que ha encontrado el lugar en el que viven los monjes y que ha hecho grandes progresos usando su secreto. En ese preciso momento, el escrito se arrepiente de no haber viajado con el coronel, pero ya es tarde.

Pasan unos años más y el escritor recibe una nueva carta en la que el coronel le dice que ha vuelto de su viaje y que quiere verle. El escritor, que no puede estar más interesado, le responde y quedan en verse en su apartamento.

En el día y la hora convenida, pican a la puerta del piso y el escritor va a abrir, encontrándose a un hombre joven que no reconoce. El coronel le saluda y al escritor le lleva unos minutos darse cuenta de las similitudes con su viejo amigo, pero este nuevo coronel tiene un aspecto mucho más joven.

Es entonces cuando el escritor le pide al coronel que le cuente su historia y ahí es donde entra la parte más práctica del libro, en la que se describen los cinco ritos tibetanos, que son, según el libro, los responsables de que los monjes se mantengan activos y que no parezcan envejecer.

Los cinco ritos son ejercicios que se parecen mucho a distintas posturas de yoga (básicamente, hay uno de ellos que es el perro boca abajo) y en el libro se utiliza una concepción propia de lo que se conocen como los chakras para explicar por qué los ejercicios son efectivos.

 

 

El título consigue enganchar y se puede leer perfectamente de una sola vez, ya que no es muy largo. Además, la historia hace el contenido mucho más leíble y te involucra mucho más en relación a los ejercicios en sí. Una vez has terminado de leer, te sientes realmente inspirado a probar los ejercicios y ver qué pasa.

Teniendo en cuenta que son ejercicios que se hacen relativamente rápido y en los resultados, que según la historia, pueden verse en unos 30 días, creo que es realmente interesante darle una oportunidad. También os digo que, si ya practicáis yoga, quizás no os hace falta este tipo de práctica, pero al ser algo sencillo, yo le daría una oportunidad.

En realidad, desde que leí el libro, trato de hacer estos ejercicios al menos seis veces por semana y he notado un cambio real en mi cuerpo, tanto en términos de energía y aguante, como en aspecto físico.

 

 

Si bien es cierto que en el libro se señalan cinco ritos, existe un sexto que es voluntario y que tiene que ver con redirigir el exceso de energía sexual y reproductiva, e incluye una abstinencia voluntaria. Como es voluntario, en mi caso, este sexto rito se lo dejo a los monjes tibetanos.

A grandes rasgos, puedo decir que es un libro que ha cambiado mi rutina y que recomiendo que os leáis si podéis. Es corto, efectivo y realmente entretenido.

 

 

Lo que me gusta de este libro:

  • Corto y fácil de leer
  • Explicación sencilla y aplicable
  • Historia que engancha
  • Ejercicios que no quitan mucho tiempo y
  • Para todo tipo de edad/estado físico

Sumo Tools To Explode Your E-mail Subscriber Growth

Centro de preferencias de privacidad