Please assign a menu to the primary menu location under menu

Este año he decidido hacerlo. No soy una persona de propósitos de año nuevo y de resoluciones para cumplir sólo porque un número cambie, pero este año he decidido probarlo. He decidido marcarme un objetivo por cada mes del año y compartirlo con vosotros.

Además, para no perder la costumbre y hacerlo un poco más interesante, cada propósito irá asociado a un libro. Porque, seamos sinceros: que alguien haga una lista y la comparta, quizás no es lo más interesante del mundo. Así, si alguno de estos objetivos para 2018 os parece interesante, podéis apuntarlo y tendréis un título con el que empezar el camino hacia ese objetivo.

Espero ir cumpliendo, poco a poco, con toda la lista y poder completar los objetivos. Ya no es por una cuestión de competitividad o de tachar todos los propósitos el próximo diciembre. Es más bien porque creo que todos los objetivos que me he marcado forman parte de ese cambio de vida por el que empecé el blog. ¿Os apuntáis?

 

1. Valorar más las pequeñas cosas

Es algo que llevo intentado conseguir algún tiempo y que, de momento, se me resiste un poco.
Es muy sencillo perderse en la rutina y maldecir hasta la cosa más pequeña, pero es mucho más complicado hacer lo contrario: parar ese pensamiento negativo e intentar valorar todo lo bueno que tenemos cada cinco segundos alrededor.
Para poder empezar a cumplir con este objetivo he decidido empezar con Objetivo: felicidad.

2. Ahorrar más

De este tema ya hemos hablado en otros post anteriores y en uno de ellos os conté mi sistema actual de ahorro. Pero me he dado cuenta de que quiero intentar acelerar una marcha, así que he decidido incrementar esa cantidad y darle una vuelta a cómo ahorro dinero (además de intentar tener la Visa lejos, muuuy lejos).
En este caso he elegido un libro que hace tiempo que tengo en la lista de pendientes y que creo que me ayudará: Your Money or Your Life.

3. Eliminar el azúcar

Este es quizás uno de los propósitos que más me va a costar, pero también es uno de los que más ganas tengo de conseguir. Soy de dulce, siempre lo he sido, así que quiero intentar aprender todo lo que pueda sobre alimentación saludable y sobre cómo no tomar más azúcar.
Cualquier sugerencia será más que bien recibida, así que conocéis libros, webs o personas que tengan información sobre esto, estaré encantada de recibirlas.
De momento, empezaré con el libro Sugar Blues.

 

4. Comer mejor

Como supongo que ya habréis visto, el objetivo 3 y 4 van bastante de la mano. Me encanta cocinar postres (por si no había quedado claro lo del dulce), pero me da una pereza inmensa hacer otro tipo de comida. No es que se me de mal, aunque tampoco soy MasterChef, pero soy muy vaga para este tipo de cosas.
Es por eso que este año quiero aprender a comer mejor, cocinando más y mejor. Y aunque parezca un anuncio de la Teletienda, es realmente así: mi objetivo es conocer mucho más sobre alimentación y sobre nutrición, para poder cocinar lo que más me vaya a beneficiar.
Igual que os he dicho con el punto 3, y en realidad con todos los otros también, si tenéis algún libro interesante, creéis que hay información que podría ayudarme, no dudéis en mandármela.
El libro con el que comenzaré este propósito es El Secreto de las Zonas Azules.

5. Tener más paciencia

La paciencia es algo que a mi no me sobra, pero poco a poco voy mejorando. Desde que comencé el blog y sobre todo gracias a la meditación, mi paciencia se ha ido estirando poco a poco y ahora parece que llega un poquito más lejos.
Aún así, es un objetivo que creo que me puede ayudar mucho en este año y por eso he querido añadirlo a la lista junto al libro El Poder del Ahora. Pienso que será una buena combinación y espero conseguir sumar algo más de paciencia a la que ya tengo ahora.

6. Ayudar más a los otros

He estado a punto de quitar este propósito de la lista, pero finalmente he decidido dejarlo. Porque es algo que quiero cumplir y porque creo que no hay que esconder este tipo de objetivos, pese a que de primeras puedan parecer como la típica respuesta que se da en un concurso de Mises tipo “La paz en el mundo”.
Todos deberíamos ser más empáticos y mucho más solidarios y me da la impresión de que cuesta mucho menos de lo que pensamos.
Quiero ser capaz de ser una persona más solidaria y espero conseguirlo, aunque sea aportando una pequeña parte de mi tiempo, mis conocimientos o incluso mi dinero.
El libro que he elegido para aprender un poco más sobre ello se llama Doing Good Better.

 

7. Hacer ejercicio

Pese a que ya hago ejercicio por las mañanas (tenéis mi rutina explicada en un post anterior y el libro en la que está basada aquí), quiero aprender más sobre el yoga y, en concreto, sobre un estilo de yoga que me parece muy interesante.
Los Ritos Tibetanos que yo practico no son yoga 100% y me gustaría cambiar eso e introducir prácticas más relacionadas con el yoga en mi rutina.
Por eso voy a empezar este objetivo con el libro Jivamukti Yoga, para conocer más a fondo esta disciplina y así añadirla a lo que ya hago todas las mañanas.

8. Escribir a diario

Desde que comencé con el blog, este propósito lo empecé a cumplir y lo he seguido de una forma bastante literal desde entonces. Pero en este caso, lo que quiero hacer, es escribir más allá del blog. Escribir ficción y escribir un diario personal e intentar hacerlo todos los días.
Es por eso que quiero leer libros sobre el proceso de creación de autores que admiro, de escritores que me llaman la atención. Y empezaré este propósito con Mientras Escribo de Stephen King, pese a que no soy seguidora de sus libros y el género al que se dedica no es el que más me entusiasma, él como escritor siempre me ha llamado la atención y creo que puede ser un comienzo muy interesante.

9. Hacer mi primera inversión importante

De este propósito en concreto quiero hablaros más adelante en profundidad, porque es quizás el que más miedo me da, pero a la vez, el que más ganas tengo de cumplir.
Ahorrar está bien, pero el dinero hay que moverlo y hacerlo de una forma inteligente y pensada es lo que me interesa más, así que este año me centraré en aprender todo lo que pueda sobre inversión y sobre cómo gestionar el dinero y aplicarlo cuanto antes.
De momento, quiero leerme el libro The Little Book of Common Sense Investing y seguir con otros títulos como Thinking, Fast and Slow.

 

10. Decir menos palabrotas

Este objetivo no está puesto para rellenar. Os aseguro que es algo que me he propuesto muchas veces, pero que nunca he conseguido y espero que 2018 sea el año en el que lo haga, porque es algo que no me gusta.
Soy una persona que dice palabrotas. Muchas. Y no quiero continuar expresándome así, porque yo misma conozco decenas de sinónimos de las palabras que utilizo cada día.
En este caso, el libro que he elegido es Swearing is Good for You, que no sé realmente is me ayudará a dejar de decir palabrotas o a decir más, pero me ha llamado mucho la atención la sinopsis y la forma que tiene la autora de desarrollar su teoría sobre lo que ella llama el “mal lenguaje”.

11. Más confianza en mi misma

Admiro a las personas que derrochan confianza en sí mismas. Tengo amigas, familiares y personas muy cercanas que son así y ellas creo que no saben lo que me inspiran, la de veces que me fijo en cómo han llegado hasta ese punto y la de ocasiones en las que me encantaría preguntarles mil cosas sobre ese proceso de adquirir confianza en uno mismo. Pero nunca lo he hecho.
Aunque quizás esas personas no saben quiénes son, este año seguramente lo descubran. Porque quiero hacer esas preguntas y quiero mejorar en este aspecto: confiar en mis virtudes, potenciarlas y por lo menos iniciar el camino hacia ese punto en el que, si alguien dice algo negativo sobre mi, ese comentario ni siquiera llegue a traspasar la primera capa de mi piel.
Para este objetivo tengo bastantes libros apuntados, pero empezaré con You do You.

12. Tener menos miedo a arriesgar

Todos necesitamos un empujón de vez en cuando. Y yo quizás soy de las personas que necesitan que la tiren de un avión en paracaídas. Sin el paracaídas.
Una vez tengo mi zona de confort establecida, me cuesta arriesgar, me cuesta no tener miedo. Y en este 2018, quiero que eso cambie: quiero tener el valor de decidir lo que quiero hacer y no tener miedo a hacerlo.
Tener la fuerza y el coraje de tirarme de ese avión y saber que, salga bien o no, todo va a estar bien. Porque al final, hacemos montañas de granitos de arena y nos privamos de muchas cosas, por ese miedo. Y en la vida necesitamos realmente poco para ser felices, aunque estemos convencidos de que eso no es así.
En este caso, espero que Feel the Fear and Do It Anyways me ayude a subirme a ese avión. Estoy convencida de que va a ser una aventura increíble. Sólo me hace falta una última cosa: poner un pie delante del otro y empezar a caminar.

3 comentarios

Leave a Response

Sumo Tools To Explode Your E-mail Subscriber Growth