“Vivir la misma semana miles de veces y llamar a eso vida. Tengo que decirte que muchos de entre nosotros mueren a los treinta y les entierran a los ochenta”, Robin Sharma

Robin Sharma está de vuelta. El rey del desarrollo personal, el gurú por excelencia cuando hablamos de libros de autoayuda tiene nuevo libro y yo tenía mucha curiosidad por leerlo.

Después de exprimir hasta más no poder el fenómeno de El Monje Que Vendió Su Ferrari. Y después de sacar varios libros construidos alrededor de la misma historia, Robin Sharma ha decidido apuntarse a la moda de levantarse pronto para empezar bien el día con su nuevo título:  El Club de Las 5 De La Mañana.

Portada El Club De Las 5AM Robin Sharma

Un encuentro inesperado

Aunque sea un libro nuevo, la estructura es la misma que en el resto de sus títulos: Robin Sharma utiliza una fábula que sirve de hilo conductor para explicar la teoría que quiere desarrollar.

Siempre hay un suceso impactante al inicio del libro, que hace que al menos uno de los protagonistas quiera cambiar y se plantee qué está haciendo con su vida.

En el caso de El Club De Las 5 De La Mañana, la historia comienza con una emprendedora al borde del suicidio, que decide ir a una convención de un renombrado gurú como último recurso. Su madre le había regalado la entrada a esa conferencia.

Allí, conoce a un artista frustrado y a un vagabundo, que más adelante descubrimos que en realidad es un multimillonario. Éste les invita a su casa y les dice que allí podrá enseñarles sus conocimientos sobre cómo vivir una vida extraordinaria.

De la ciudad a la playa

A partir de ese encuentro empieza el viaje, porque el multimillonario no les invita a un pisito en una ciudad cualquiera. Este hombre les paga un viaje a Isla Mauricio, a su mansión delante de la playa, para explicarles todo lo que sabe sobre vivir una vida mejor. Y es que todos sabemos que bajo una palmera, pensar es más sencillo.

Desde el principio les deja claro que las personas de éxito, las que tienen vidas extraordinarias y forman parte de la élite, no hacen las cosas como el resto.

Robin Sharma nos habla aquí del primer concepto interesante del libro: los cuatro enfoques de las personas de éxito.

Cuatro enfoques y un objetivo

El primero de los enfoques se centra en capitalizar el talento. Al final, no depende tanto del talento natural de cada uno, sino en la medida en que lo capitalicemos. La autodisciplina y la perseverancia siempre ganan al talento y los dones.

El segundo es el de ser libres de distracciones. Hoy en día, demasiada gente desperdicia muchísimas horas del día delante de una pantalla, como si fueran auténticos adictos. Por eso, debemos deshacernos de todo lo que nos distrae y nos desvía de nuestros objetivos.

En tercer lugar, las personas excepcionales comprenden que vale más un pequeño cambio diario, que un gran cambio cada seis meses. De esto mismo habla James Clear en Atomic Habits. Podéis leer la reseña que hice de ese libro aquí.

Y finalmente, el último enfoque es el que hace referencia al dominio personal. Debemos centrarnos y trabajar en nosotros mismos todos los días, sino será bastante difícil llevar una vida extraordinaria.

Los Cuatro Imperios Interiores

Para trabajar en nosotros mismos, debemos tener en cuenta lo que Robin Sharma llama los Cuatro Imperios Interiores.

El primero de ellos es el estado mental, es pensar en positivo para mejorar nuestra vida y tratar a nuestros pensamientos de una forma cuidadosa.

El segundo imperio interior hace referencia al estado de nuestro corazón, es decir, a nuestra vida emocional y bienestar. Porque, al final, por muy bien que esté nuestro estado mental, difícilmente podremos vivir una vida extraordinaria si nuestras emociones son un caos.

El tercero es el estado de salud, que en sí es quizás el imperio más obvio de comprender. Porque es bastante complicado llegar lejos en la vida si estamos muertos ¿verdad? Por lo que toca cuidarse y tratar a nuestro cuerpo con mucho más cariño de lo que lo hacemos.

Y el último de los imperios se refiere al alma, a la espiritualidad. A recordar quiénes somos y pensar en qué podemos ofrecer al mundo.

La Fórmula 20/20/20

Pero, más allá de la historia del libro, que la verdad es de lo más surrealista, lo que Robin Sharma quiere contarnos es algo que muchas personas de éxito ya han reconocido que practican.

Creadores de contenido como Casey Neistat o escritores como John Grisham siguen esta fórmula y la utilizan para empezar el día de una forma un tanto distinta al resto.

Básicamente, se levantan a las 5 de la mañana para aprovechar las primeras horas del día. Pero no es solo el hecho de levantarse a esa hora, sino en aprovechar los primeros 60 minutos del día para generar increíbles resultados.

El objetivo es utilizar un sistema al que Robin Sharma llama a Fórmula 20/20/20.

Esta fórmula se basa en utilizar 20 minutos para moverse y hacer ejercicios, 20 minutos para reflexionar y meditar y 20 minutos para crecer y aprender.

Dormir y descansar, no solo trabajar

Además de la Fórmula 20/20/20, Robin Sharma también nos habla de la importancia del sueño y de lo que él llama el doble ciclo del rendimiento de élite.

Porque cómo pasamos la última hora del día es casi igual de importante para rendir que cómo pasamos la primera hora del día. De ahí la importancia de desconectar de la tecnología varias horas antes de irnos a dormir e irnos a la cama, como mucho, a las 10 de la noche.

¿Y qué hacer antes de irnos a la cama? Pues básicamente lo que hacían las personas antes de tener móvil y televisión: hablar con alguien, meditar, tomar un baño o simplemente leer.

Pero dormir no es la única forma de rejuvenecernos. De hecho, la clave es combinar periodos de trabajo y concentración con periodos de relajación y recuperación. Ese proceso es el doble ciclo del rendimiento y es muy parecido al que los campesinos utilizan con sus tierras, con los periodos de cosecha y los de barbecho.

Muchas personas no quieren llevar a cabo la fase de reposo, pero el equilibrio es importante. No hay solo que trabajar, sino también descansar y relajarse.

Conclusión

Al final, lo importante es recordar que las primeras horas del día son en las que se crean los héroes. Si queremos ser maestros de nuestra vida, hay que empezar por ganar las mañanas. Ser libre de distracciones a las 5 de la mañana nos permitirá construir nuestra creatividad, maximizar nuestra forma física y proteger nuestra serenidad en una época en la que vivimos rodeados de más distracciones que nunca.

Es cierto que es un libro que no está muy bien escrito y la mitad de él está formado por citas de personajes célebres, que no son Robin Sharma por supuesto, pero la fórmula funciona.

Nos sentimos identificados con la historia del personaje, en mayor o menor medida, e interiorizamos las enseñanzas porque las leemos con facilidad. Es un libro sin artificios, que sigue la misma fórmula de éxito que ya le ha catapultado a Sharma a su posición como gurú del desarrollo personal.

En El Club De Las 5 De La Mañana, Robin Sharma no nos cuenta nada nuevo, pero lo hace de una forma que sí lo parece, envuelto de una fábula con una potente moraleja. De ahí, su éxito.

Rating-El-Club-de-las-5AM-Robin-Sharma

El libro está disponible tanto en español como en inglés, por lo que os dejo por aquí los dos enlaces para comprarlo:

Leave a Response