Please assign a menu to the primary menu location under menu

Una de las cosas que tenía claras desde que empecé esta nueva aventura, era que quería llevar una vida distinta, en todos los sentidos. Ser mejor persona, cuidar más de mi misma, ser más eficiente en el trabajo y también, gestionar mi tiempo y mis recursos de una forma mucho más inteligente. Fue entonces cuando me topé con el libro del que quiero hablaros hoy: El Principio 80/20.

Si habéis estudiado Ciencias Empresariales o alguna carrera relacionada, seguro que el principio os suena. Pero para los que, como yo, no conocéis nada sobre el tema, os resumo un poco en qué consiste: el Principio del 80/20 sostiene que el 80% de los resultados se obtienen con el 20% de las acciones. Y aunque en este libro se le llame el Principio del 80/20, el concepto es más conocido como el Principio de Pareto.

Vilfredo Pareto fue un filósofo y economista italiano que nació en 1848 y es el responsable de este principio. Fue él quien descubrió que el 80% de la tierra en Italia era propiedad del 20% de la población. Por ello, decidió investigar distintas industrias y encontró que el 80% de la producción provenía, normalmente, del 20% de las empresas.

 

 

Utilizando el Principio de Pareto, que no siempre tiene por qué ser del 80/20 (es más, normalmente los porcentajes suelen ser distintos a esa cifra), Richard Koch decidió escribir este libro, para ayudar a quien lo lea a ser más productivo y a conseguir más, haciendo menos.

El libro es realmente interesante si lo aplicamos cada uno a nuestra vida diaria y nuestras circunstancias, pero, al final, se basa todo en el mismo principio. Se extrapola el principio y se utiliza en distintos ejemplos durante todo el título.

Es por ello que he decidido resumiros en cinco puntos todo el texto, para hacerlo mucho más sencillo y para que podáis realmente ver, los que para mi son los puntos básicos del Principio del 80/20:

 

  1. Un pequeño porcentaje de tus esfuerzos produce la mayoría de tu satisfacciónHay sólo unas pocas actividades de las que realizamos todos los días que son responsables de la mayoría de nuestra felicidad. Estas actividades pueden ser cualquier cosa: trabajo, ejercicio, interacción con la familia o incluso la meditación. Y lo que recibimos a cambio está totalmente vinculado a ellas: gratificación financiera, relación familiar o salud en general. El Principio del 80/20 indica que pasar tiempo haciendo esas actividades resulta en un rendimiento exponencial que conlleva beneficios adicionales. Es por ello que el autor aconseja encontrar ese 20% de actividades y centrarse en ellas.
  2. Unas pocas decisiones importantes de tu pasado son responsables de dónde estás hoyTodos tomamos muchísimas decisiones cada día relacionadas con nuestra vida y con las vidas de todas las personas que nos rodean. Y cada decisión tiene unas consecuencias concretas. Aún así, sólo unas pocas de esas decisiones son las que dan como resultado nuestra situación actual. Una o dos decisiones de peso fueron las que nos llevaron por el camino que andamos actualmente y Koch cree que, igual que en aspectos como el trabajo, este concepto también se puede aplicar cuando hablamos de inversión.
    La mayoría de los beneficios de una cartera de inversión están basados en la decisión de vender o comprar acciones específicas. Por ello, hay que asegurarse de tomar la decisión correcta cuando consideramos una decisión crítica, puesto que tendrá un effecto a largo plazo en nuestra vida.
  3. Un pequeño número de habilidades son responsables de la mayoría de tu éxito diarioPara poder seguir el ritmo que marcan las demandas profesionales de hoy en día, todos tenemos que tener alguna habilidad especial. Teniendo en cuenta que se nos instruye en una amplia variedad de asignaturas, podemos acabar aprendiendo distintas habilidades. Aún así, en muchos casos encontramos que sólo unas pocas de ellas son las requeridas para hacer nuestro trabajo de forma excelente. Sólo algunas habilidades son las que se necesitan para la generación de la mayoría de tus ingresos. Es por ello que Koch nos anima a encontrar esas habilidades y a centrarnos en mejorarlas. Esto dará como resultado un mejor rendimiento en el trabajo e incluso en nuestros otros proyectos profesionales.
  4. Olvídate de las actividades irrelevantes para poder liberar tiempo y recursos para las que importan de verdadUna vez encontremos las actividades que son importantes para nuestro éxito, deberemos deshacernos de todas las que sólo nos hacen perder nuestro tiempo y nuestros recursos. Sólo tenemos una cantidad limitada de energía y recursos para utilizar cada día. Por ello, deberemos utilizarlos de forma inteligente. Si una actividad no es útil, entonces lo mejor es delegarla en otra persona o simplemente quitarla de nuestra lista de cosas que hacer. A veces las actividades que nos quitan más tiempo y recursos son tareas sin importancia. En el caso de que una tarea de este tipo nos esté haciendo perder el tiempo y no nos deje completar otras más importantes, sólo tenemos que ignorarla. El progreso que conseguiremos a nivel global será mucho mayor.
  5. Deshazte de los malos clientes y retén sólo a los mejoresEste punto es realmente importante si trabajamos con clientes o consumidores. En ese caso, seguro que os habéis dado cuenta de que no todos son iguales. Hay clientes que aportan a la compañía y otros que no. Los que aportan son los que están entusiasmados con el producto, hacen repetidas compras y son leales a la marca. Por otro lado, están los clientes de bajo valor, que sólo se quejan, no hacen muchas compras y que rápidamente piden un trato especial. Si aplicamos el Principio del 80/20 en este caso, sólo tendríamos que identificar a esos consumidores y deshacernos de ellos. Aferrarse a ellos es obstruir el negocio, que a su vez se traduce en un enorme coste de oportunidad que reduce los beneficios. Hay que mantener el foco en los clientes de alto valor.

 

Si lo pensáis bien, estoy convencida que vosotros también podéis aplicar los cinco puntos de los que os he hablado (o alguno de esos puntos) y utilizar vuestro tiempo de una forma mucho más efectiva. Pensadlo bien, ¿Qué 20% de vuestras acciones generan el 80% de los resultados?

 

Lo que me gusta de este libro:

  • Aplicable a cualquier persona
  • Sencillo y fácil de entender
  • Con ejemplos tanto para el trabajo, como para
    la vida diaria

Sumo Tools To Explode Your E-mail Subscriber Growth